En conferencia de prensa, el Senador Orfilio Marcón brindó un minucioso informe sobre los recursos provinciales gestionados para el departamento Gral. Obligado, que muestran niveles históricos. Marcón añade: “esto es fruto del compromiso, del esfuerzo y de la capacidad de gestión con la que realizamos la tarea legislativa”.

            Seguidamente explica que los municipios y comunas reciben recursos provinciales, de tres orígenes y no de solo uno, como maliciosamente se pretende decir: coparticipación, fondo de obras menores (FOPOM) e Inversión Pública.

            “La coparticipación posee parámetros de distribución –añade- que es bueno saberlo, recién los gobiernos del Frente Progresista adoptaron la correcta determinación de girarlos como legalmente corresponde”. Marcón agrega que es cierto, esta ley data de 1975, modificada luego en 1979 y desde allí hasta la fecha se mantiene vigente, porque las mayorías parlamentarias desde la vuelta de la democracia en 1983, consideran que es el mecanismo más equitativo”.

            “La provincia –enfatiza Marcón- coparticipa a las municipalidades y comunas el 13,43 % de los recursos que recibe del gobierno nacional, sumado a Ingresos Brutos. Cada municipio recibe por coparticipación en función de tres índices: 40% por cantidad de habitantes, 30% por partes iguales y algo muy importante, otro 30% según los recursos propios que recauda cada municipalidad”.

Reconquista en sexto lugar

            Luego de Rosario y Santa Fe, la Municipalidad de Reconquista es el sexto municipio en la provincia en recibir fondos de la provincia por coparticipación según el siguiente detalle:

CIUDAD HABITANTES MONTOS EN $
Rafaela 104.000 454.355.535
Venado Tuerto 85.000 410.642.071
San Lorenzo 50.500 344.982.334
Santo Tomé 73.500 312.137.589
Villa Gdor. Gálvez 86.750 307.908.747
Reconquista 82.456 306.793.790
Fuente: Datos correspondientes a 2.018

            El Senador Provincial destaca que lograr la declaratoria de ciudad para Florencia y de comuna para Hardy, luego de intensas tramitaciones, son más recursos coparticipables para el departamento.

            “El Fondo de Obras Menores – subraya Marcón- posee otros índices para su distribución que favorecen claramente a las localidades del departamento, a saber: 49% por cantidad de habitantes, 25% en partes iguales, 21% por necesidades básicas insatisfechas y 5% asignado al Fondo de Emergencia. Rosario y Santa Fe no reciben recursos por esta vía.

Reconquista más que Rafaela y Venado Tuerto

            Reconquista percibió por esta vía de financiamiento $ 521 por habitante, Venado Tuerto sumó $ 447 y Rafaela alcanzó a $ 442 por habitante.

Inversión histórica en Obra Pública

            “La provincia de Santa Fe –se enfatiza- destinó $ 6.242 por habitante a inversiones destinadas a obra pública. Pero el Departamento Gral Obligado – subraya Marcón- recibió tan solo en 2018 la suma de $ 2.100.000, lo que equivale a $ 10.430 por habitante, significa un 40,15%, más que el resto de los habitantes de la provincia”.

            Reconquista recibió inversiones por $ 861.000.000, el equivalente a 2,80 veces a lo que percibe tan solo en concepto de coparticipación.

            “Estos resultados no son casuales, requieren de un fuerte compromiso por transformar realidades”, se puntualiza. Estas inversiones se incluyen en la Ley de Presupuesto que los legisladores deben gestionar con mucha fuerza y así lo hicimos nosotros, manifiesta Marcón.

Lo que otros callan

            La eliminación del Fondo Sojero significa para Reconquista una reducción en sus ingresos en el orden de los $ 12.000.000 por año.

            A su vez, el entonces Secretario de Industria otorgó para 61 empresas de la provincia, ninguna de ellas del departamento, la exención de pago de Ingresos Brutos por la Ley de Promoción Industrial. Fue una buena acción, pero que no benefició a ninguna empresa aquí radicada y para Reconquista otros casi $ 4.000.000 que dejó también de recibir.

            Marcón destaca que a ello debería sumarse la eliminación del subsidio al transporte, parte del cual debe ahora absorber Reconquista. La manifiesta contracción económica son menos fondos por coparticipación y aquí también Reconquista pierde. Y algunos callan.

            La eliminación de la tarifa social para la energía es otro golpe al bolsillo de los que menos tienen, pero aquí también miran para otro lado.

            Sin dudas, las últimas declaraciones periodísticas de algún precandidato no se corresponden con la realidad y por lógica no son verdaderas.

            Lo real, es que nuestro departamento recibió recursos de la provincia como nunca antes en la historia y esto obedece a dos razones concluye Marcón: capacidad de gestión y determinación del gobierno del Ing. Miguel Lifschitz.